FAQs | Devoluciones y cambios
(0)
Acceder
Buscar
Idioma: Español
<< Volver
Con la primavera a tus pies

Con la primavera a tus pies

17 Abril 2017 / Remedios caseros con miel natural

Temporada ideal para exfoliar y humectar esos talones secos agrietados que llevan a esconderlos en vez de lucirlos

Mensaje de renovación que trae la primavera también aplica a los pies. Así que a sacar un poco de tiempo para embellecerlos y luego poder lucir tus mejores sandalias.

Y es que después de seis meses de mantenerlos súper abrigados, con medias gruesas y botas, para protegerlos de las lluvias otoñales y del frío invernal, la piel de los pies se reseca y hasta los talones se agrietan.

“Las grietas generalmente son causadas por la falta de humedad, el clima, ciertos hábitos tales como tomarse baños en agua muy caliente, el  eczema, la genética,  el uso de calzado abierto atrás y el estar de pie durante un período prolongado.

También influye la diabetes y el proceso del envejecimiento, que con los cambios de los niveles de hormonas se va perdiendo la elasticidad de la piel. El padecer de sobrepeso es otro factor, ya que esto aumenta la presión sobre el talón, causando que se expanda hacia los lados.

“Y si esa piel no es elástica y flexible se forman grietas, que pueden convertirse en fisuras”.

Para evitar los talones agrietados que, además de resultar dolorosos, afean mucho los pies, la galena aconseja practicar el siguiente régimen diario de limpieza e hidratación:

  • Al terminar de bañarte seca bien tus pies y aplica en ellos una crema humectante.
  • Exfoliarte los pies con regularidad, pero teniendo cuidado de no tallarte demasiado fuerte ya que esto puede irritar la piel.
  • Hidrata y mantén tu piel saludable, bañándote con un jabón suave, libre de colores y olores.  Los jabones fuertes pueden resecar la piel, incluyendo la de los pies.

Secretos efectivos de las abuelas

Los tratamientos naturales que utilizan  las abuelas siguen siendo en pleno siglo XXI los más efectivos para ayudar a ablandar la piel dura y agrietada de los talones.

 

Exfoliante de miel y bicarbonato

Coloca en tus propias manos una cucharadita de miel de abejas y ½ cucharadita de bicarbonato de sodio. Frota tus manos para que la miel se una con el bicarbonato y luego aplica la mezcla en tus talones. Deja que actúe de 5 a 10 minutos y luego enjuaga con agua tibia, seca y aplica una crema hidratante para pies.

 

Crema de miel y moras

Pon  2 cucharadas de miel de abejas y  2 cucharadas de yogur sin sabor en el vaso de la licuadora. Licua y luego agrégale a la mezcla  ¼ de taza de moras  y 1 cucharada de jugo de limón. Vuelve a licuar hasta obtener un puré. Aplica la mezcla en tus pies.  Deja actuar por 10 a 15 minutos y luego enjuaga con agua tibia. Esta mezcla ayuda a suavizar y renovar la piel, dándole brillo y humedad.

 

Mascarilla de miel y aguacate

Mezcla una cucharada de miel con la pulpa de un aguacate hasta crear una pasta blanda. Aplica la mezcla sobre los talones y déjala actuar por 10 a 15 minutos. Retira enjuagando con agua tibia.

 

Comparte esta noticia

Quizás también te puede interesar...

Envio gratuito | Devolución gratuita | Derecho a desistimiento en un plazo de 30 días

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Consulte nuestra política de cookies para obtener información adicional sobre tipos, finalidad y forma de gestionarlas.